sábado, 25 de julio de 2009

Una visión del mundo empresarial desarrollado dentro de 10 años

Internet está ayudando a que el conocimiento fluya por todos los rincones del mundo. Las mejores prácticas se están consolidando en forma de sellos y marcas (ISO, LEAN, SCOR, ITIL, PMM, COPC, eTOM, 6-sigmas, BSC, etc.) que están al alcance de las empresas con ganas de destacar. La operación excelente se está comoditizando y sólo sirve para empatar.

Los elementos que diferenciarán a los ganadores del resto serán la innovación y el marketing, pero no bastará con una buena implementación de estas disciplinas, sino que las personas serán clave en ellas. Asistiremos a una competitividad creciente por la retención de estos recursos únicos, esas personas que tienen el talento, el liderazgo, la visión y la creatividad necesaria para hacer la diferencia.

Estas personas deberán, en red, crear nuevos conceptos de negocio que respondan a necesidades incipientes, ser excelentes en su implementación y ejecución eficiente, y posicionar el concepto de forma diferencial y sobresaliente con respecto al resto. Este último punto es clave, pues la gente se encontrará sobresaturada de información, y el simple hecho de entender un nuevo producto o una nueva marca puede suponer un esfuerzo que no merezca la pena. Y por este motivo, los adolescentes serán especialmente codiciados por las marcas, quienes querrán ganarse ese cliente y acompañarle durante toda su vida de consumo.

No hay comentarios: