domingo, 22 de marzo de 2009

¿Existe la innovación tecnológica?

A priori, diría que sí, ¿verdad?

Si buscas "innovación tecnológica", entrecomillado, en Google aparecerán más de un millón de resultados al respecto. Pasando por programas gubernamentales, gente notable hablando de ello, vídeos, puestos organizativos, fondos públicos, másters, concursos, y hasta casos y ejemplos.

Sin embargo, he oído afirmar contundentemente al Dr. Marc Alba varias veces esta semana que "la innovación tecnológica no es nada, no existe". Así que hay que preguntarse de nuevo: ¿existe la innovación tecnológica?

Mirando la I+D+i y simplificando mucho, el proceso produce tres cosas:
- I: a partir de fondos produce ciencia
- D: a partir de la ciencia produce aplicaciones
- i: a partir de las aplicaciones produce valor en el mercado

Las ideas están omnipresentes, en todas las partes del proceso I+D+i.

Así que tras darle varias vueltas he llegado a la conclusión de que la tecnología se desarrolla, está en la D. Esa tecnología permite innovar en productos y servicios, en procesos, en organización, en modelos de relación y en modelos de negocio, que generan un valor directo en el mercado.

La tecnología es una palanca clave, pero no es un fin en sí mismo. Hay que usarla para innovar.

No hay comentarios: